Joven genéticamente con dieta mediterránea

joven genéticamente

Según una investigación publicada en la revista British Medical Journal, la dieta mediterránea es conocida por sus beneficios para la salud, pero una nueva investigación señala que incluso ayuda a mantenerse joven genéticamente.

Esta dieta es conocida desde hace tiempo por sus innumerables beneficios para la salud, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer, entre otras; pero hasta ahora, se ha demostrado que también protege a los telómeros, uno de los biomarcadores del envejecimiento y ser joven genéticamente.

Los telómeros más cortos también se han asociado con una menor esperanza de vida y un mayor riesgo de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, mientras que los telómeros más largos se han relacionado con la longevidad.

La mezcla de vegetales, aceite de oliva, pescado fresco y frutas podría prevenir que el ADN se descodifique a medida que envejecemos, según el anterior estudio.

Las tecnologías proporcionan una manera de caracterizar los marcadores moleculares y los mecanismos que se encuentran detrás de los beneficios para la salud de los alimentos nutracéuticos (que son esos alimentos llamados funcionales, como el aceite de oliva, que ayudan a mejorar la calidad de vida, al mantenimiento de la salud o a la prevención de enfermedades).

joven genéticamente

También se ha demostrado que el estrés conduce al acortamiento de los telómeros. Este estudio sugiere que siguiendo una dieta mediterránea, se preserva la juventud genética.

Según explicó Immaculata De Vivo, profesora asociada de la División de Medicina en Red Channing de la BWH y de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, autora principal de este estudio:

«Hasta donde sabemos, éste es el estudio poblacional más grande que aborda específicamente la relación entre la adherencia a la dieta mediterránea y la longitud de los telómeros en mujeres sanas de mediana edad. Nuestros resultados apoyan aún más los beneficios de la adherencia a esta dieta para promover la salud y la longevidad.»

Los investigadores tomaron una muestra de 4,676 mujeres libres de enfermedad del Nurses’ Health Study que habían completado el cuestionario de frecuencia alimentaria y cuya longitud de telómeros había sido medida.
Encontraron que los que seguían la dieta mediterránea tenían telómeros más largos; incluso pequeños cambios (por ejemplo, consumir más verduras y frutas) tenían efectos significativos sobre la longitud de los telómeros.

La relación entre el aceite de oliva y la genética

Las primeras pruebas indican que el aceite de oliva y la dieta mediterránea ejercen determinados efectos sobre las moléculas del organismo que alteran la expresión génica humana y la función metabólica.
Por otro lado, los datos OMICS han descubierto que los fenoles del aceite de oliva realizan una función de equilibrado en el tracto gastrointestinal e influyen en las células inflamatorias y vasculares en todo el organismo.

¿En qué genes influye el aceite de oliva? En muchos, según se desprende de esta nueva ciencia: MCP, IL7R, IFNC, TNFa, B2 receptor b-adrenérgico.
Estamos ante un campo que podría ayudar a desarrollar una nutrición personalizada y una medicina que puede revertir la enfermedad. De ahí la importancia de consumir aceite de oliva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*