La disfunción testicular mejora con una dieta mediterránea

disfunción testicular

Estudios recientes confirman que una dieta rica en aceite de oliva virgen extra protege de daños oxidativos en las células de los testículos y con ello una mejora en la disfunción testicular.


Las conclusiones vertidas por el estudio y recogidas en el artículo ‘Influence of a Virgin Olive Oil versus Butter Plus Cholesterol-Enriched Diet on Testicular Enzymatic Activities in Adult Male Rats’, y publicado en la revista International Journal of Molecular Scienceindican los beneficios que ofrece el consumo en nuestra alimentación diaria del aceite de oliva virgen extra frente a la disfunción testicular.

El objetivo del presente trabajo fue mejorar el conocimiento de los mecanismos que subyacen a los efectos beneficiosos o perjudiciales sobre la función testicular de la llamada dieta mediterránea.

Método experimental

Para ellos, el estudio se centró en la alimentación de ratas machos los parámetros que determinan la capacidad funcional del testículo analizando el túbulo seminífero encargados de producir los espermatozoides.

Al final del periodo experimental se midieron los perfiles de lípidos plasmáticos y se determinaron las actividades enzimáticas implicadas en el mantenimiento del proceso de formación de las células sexuales masculinas.

disfunción testicular

Los resultados actuales apoyan firmemente la influencia de los ácidos grasos y el colesterol en las actividades testiculares GluAP y GGT, apoyando también la influencia beneficiosa de la dieta mediterránea con una base de aceite de oliva virgen extra en la fertilidad masculina.

Según indica Germán Domínguez, investigador de la Universidad de Cádiz: “El aceite de oliva virgen contiene sustancias que previenen la oxidación celular, como el hidroxitirosol y presenta una capacidad inmunoprotectora en los testículos, con lo que contribuye a reducir anomalías que desembocan en infertilidad masculina”.

Conjuntamente, el análisis confirmó que incluir aceite de oliva en la dieta diaria no tiene ningún efecto negativo en el peso corporal.

Conclusión

El aumento de la actividad de GluAP con Bch y la correlación positiva observada entre testicularGluAP y los triglicéridos plasmáticos y el colesterol apoyan fuertemente su papel en las funciones testiculares. Además, el aumento de la actividad de GGT en el grupo Bch podría estar relacionado con mayores niveles de estrés oxidativo en los testículos de estos animales.

En general, estos resultados podrían ayudar a explicar las consecuencias adversas de las dietas altas en ácidos grasos saturados y colesterol sobre la función testicular, apoyar los beneficios de una dieta mediterránea y del aceite de oliva virgen, y proporcionar nuevas estrategias dietéticas para mejorar la fertilidad femenina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*